Búsqueda de letras

Pedro Rivera - Violencia en Los Angeles letra lyrics

Idioma: 
Artista: 

Violencia en Los Angeles

Spoken: Y esto sucedió en Los Angeles, California el día 29 de Abril de 1992
íYa lo vi en la televisión compaí echando viajes al carro ahora escóndase!
 
Las leyes de California son muy buenas y sinceras
los que tienen el poder las ponen y abusan de ellas
ejecutan minorías sin medir las consecuencias;
 
Por golpear a un hombre negro entre varios policías
y sin medir el peligro la corte los disolvía
los de su raza quemaban la ciudad con rebeldía.
 
El miércoles a las cuatro se dio a saber la noticia
del veredicto final, sabemos que es injusticia
del caso de Rodney King el pueblo quiere justicia.
 
En la sección sur central empezaron los atracos
bajaban a los choferes a jalones de sus carros
los incendios en la Florence y en la Normandie empezaron.
 
Spoken: Y ahora sí a robar compa, ahora que están las puertas abiertas. Ahí después pagamos con cárcel.
 
Más caro salió al gobierno y al cuerpo de policía
pagarán muchos millones por esa grande osadía
ardían los grandes negocios, se perdieron muchas vidas.
 
Muchos muertos y heridos fue el resultado del fallo
de ese Juez de Simi Valley, por defender cuatro blancos
por todo el mundo es sabido que todo eso fue planeado.
 
El público aprovechando toda aquella confusión
caras de todos colores se miraban en acción,
saqueando a los comerciantes visto fue en televisión.
 
El gobierno sabiendo ésto y sin poder controlar
trajo muchos militares y a la guardia nacional
para parar los atracos y el destrozo a la ciudad.
 
Pedro Rivera - Violencia en Los Angeles en Amazon
Pedro Rivera - Violencia en Los Angeles ver en YouTube
Pedro Rivera - Violencia en Los Angeles escuchar en Soundcloud

Más letras de este artista: Pedro Rivera


Con los iconos de la barra lateral derecha puedes ver, escuchar o comprar en línea the Violencia en Los Angelesarchivo de música o CD.

Si desea descargar esta música, puede hacer clic en el icono mp3 de la barra lateral derecha.


Las letras solo pueden usarse para la educación personal o educativa. Pedro Rivera letra Copyright es el propietario de esta canción.



Más letras

Juanita

Versos para la inolvidable Juanita.

Por más que el tiempo pasa
no puedo olvidarla,
profunda es la pena
que lacera mi existir.

Conviértanse en martillo
los días de mi vida
por la mujer querida
que fue mi adoración.

Juanita se llamaba
mi amor, mi idolatría,
la única alegría
que reinaba en mi vivir.

La muerte igual que siempre
seguir en sus anhelos
se llevó mi consuelo,
mi amor, mi corazón.

Conformidad le pido al Redentor
para calmar mis penas,
es tan intensa la desesperación
que quiere consumarme.

En ese mismo instante
pienso en mi pobre hijita,
se cree tan solita
en este mundo cruel. (bis)

(se repite desde: Juanita se llamaba)

Que Lastima

Nunca esperé
Que aquel grande amor
Fuera terminar asi
Dejando apagar
El fuego que fue
Calor sólo de los dos
De veras que eres tonto hasta el pensar
Que dejamos escapar
Tanto tiempo para amar
De veras que es dificil de creer
Que lo que fue nuestro ayer
Sea quedado tan atras
Qué lastima se acabó
La dicha y felicidad
Que habian en nuestras vidas
Y ahora en un solo adios
Por ego y por vanidad
Se termina
Qué lastima es ver morir
Toda una grande ilución
Que es la añoranza
Ahora es mejor partir
Deseo que seas feliz
De veras qué lastima

You're Not Good Enough

Deep in the play
I see you as you are looking over
Friends in my way
You never could have been a good lover
Watch what you say
Could never mean a word and still hurt you
Look the other way
Please tell me that I am wrong
So wrong
 
I never was in love
You know that you were never good enough
Fall asleep right next to me
You know that you were never good enough
 
49 days
Surely I should be feeling a whole lot better
Ways and ways and ways and ways E.T.C.
You keep on coming back
I keep letting you in
 
I never was in love
You know that you were never good enough
Fall asleep right next to me
You know that you were never good enough
 
I never was in love
You know that you were never good enough
Fall asleep right next to me
You know that you were never good enough
 

El candombe del olvido

Dónde estarán los zapatos aquellos
que tuve y anduve con ellos,
dónde estarán mi cuchillo y mi honda,
el muchacho que fui que responda.
 
El candombe del olvido,
tal vez si yo le pido un recuerdo,
me devuelva lo perdido.
El candombe del olvido,
tal vez si yo le pido un recuerdo,
me devuelva lo perdido.
 
Ya no recuerdo el jardín de la casa,
ya nadie me espera en la plaza.
Suaves candombes, silencios y nombres
de otros; se cambian los rostros.
 
El candombe del olvido,
corazón dividido en candombes,
no recuerda haber nacido.
El candombe del olvido,
tal vez si yo le pido un recuerdo,
me devuelva lo perdido.
 
Quién me dará nuevamente mi voz inocente,
mi cara con lentes.
Cómo podré recoger las palabras habladas,
sus almas heladas.
 
El candombe del recuerdo
le pone un ritmo lerdo al destino
y lo convierte en un camino.
El candombe del olvido,
tal vez si yo le pido un recuerdo,
me devuelva lo perdido.
 
Qué duros tiempos, el ángel ha muerto,
los barcos dejaron el puerto.
Tiempo de amar,de dudar, de pensar y luchar,
de vivir sin pasado.
 
Pero el candombe no olvida,
y renace en cada herida
de palo del tambor, con alma y vida.
El candombe del olvido,
tal vez si yo le pido un recuerdo,
me devuelva lo perdido.
 
Tiempo raudal, una luz cenital
cae a plomo en la fiesta de Momo,
tiempo torrente que fluye;
por Isla de Flores llegan los tambores.
 
Fuego verde, llamarada,
de tus roncos tambores
del Sur, techos de seda bordada.
Fuego verde, llamarada,
de tus roncos tambores
del Sur, techos de seda bordada.
 
Rueda y rueda al infinito,
el candombe no es un grito,
se canta y no se baila, lailaraila...
Que se baila y no se canta,
el candombe es una planta que crece,
y hasta el cielo se estremece.
 
Sólo canta porque puede
y olvida lo que quiere,
la copla no lo mata ni lo hiere.
Flor azul en una lata,
relámpago de plata,
la vida no lo hiere ni lo mata.
 
Vuelve a amar y no se cansa,
la vida no le alcanza,
la muerte es una ingenua adivinanza.
Fuego verde, llamarada,
de tus roncos tambores del Sur,
techos de seda bordada.