Búsqueda de letras

Maywood - Pasadena (spanish) letra lyrics

Idioma: 
Artista: 
Maywood - Pasadena (spanish) en Amazon
Maywood - Pasadena (spanish) ver en YouTube
Maywood - Pasadena (spanish) escuchar en Soundcloud

Pasadena (spanish)

Ven conmigo a Pasadena.
Llegaremos a las diez.
El amor en Pasadena
es el único deber.
Ven conmigo a Pasadena.
Si te quieres divertir.
Se respira en cada esquina
el placer de vivir.
 
Verse
Hoy también desperté
al amanecer
con la lluvia mojando la ciudad.
Mi tristeza tomó
una decisión
suberimos al próximo avión.
 
Verse
Porque nunca me iré,
si no vienes también.
Es posible volver a empezar.
Nos debemos los dos
un mundo mejor.
Vamos juntos yo sé donde está
 

Más letras de este artista: Maywood


Con los iconos de la barra lateral derecha puedes ver, escuchar o comprar en línea the Pasadena (spanish)archivo de música o CD.

Si desea descargar esta música, puede hacer clic en el icono mp3 de la barra lateral derecha.


Las letras solo pueden usarse para la educación personal o educativa. Maywood letra Copyright es el propietario de esta canción.



Más letras

Salavina (zamba)

Como un canto levanta la noche
añoranzas que vienen y van
encendiendo el violín de los grillos
junto al cerco de la soledad.
 
Y la luna en el lomo del río
con la espuma se pone a jugar
y unas coplas de viejas vidalas*
en la orilla ya se oyen llorar.
 
¡Salavina, ay Salavina!
quisiera verte volver,
ser el chango que allá en los bañados
se mojaba contento los pies.
 
Cuando el sol con su magia ya deja
florecido de oro el tuscal*
el crespín* va rompiendo el silencio
sobre amargos senderos de sal.
 
Con estrellas y voces lejanas,
esperanza la noche su amor
y la ausencia revive la pena
que se adueña del viejo cantor.
 
¡Salavina, ay Salavina!
quisiera verte volver,
ser el chango que allá en los bañados
se mojaba contento los pies.
 

EL MEJOR DE LOS FINALES

Como comenzar si es tiempo de callar
Tengo que vivir sin ti
Como fue que se fue la luna y las sirenas
Y verás que serás la luz de mis estrellas.

Tengo miedo pero sé que estas ahí
Cuidando mis pasos
Sé que el viento me dirá por donde ir
Te suelto despacio.

Que fácil es reconocer lo que hay de ti en mí
En mi piel en todo lo que un día seré
Viviré volare en mis alas llevare
Guardaré lo que fue y esa fuerza
De tu historia junto a mí.

Tengo miedo pero sé que estas ahí
Cuidando mis pasos
Sé que el viento me dirá por donde ir
Te suelto despacio.

Tan lento violento es el principio del final
Lo siento y entiendo es el momento
De decir adiós, adiós te vas me voy
Sabiendo lo que soy sonríe para mí
Mientras me ves partir.

Tengo miedo pero sé que estas ahí
Cuidando mis pasos
Sé que el viento me dirá por donde ir
Te suelto despacio.
Tengo miedo pero sé que estas ahí
Cuidando mis pasos
Sé que el viento me dirá por donde ir
Te suelto despacio.

Cuando me hagas falta
Sé que estarás ahí
Yo estaré ahí, Yo estaré ahí
Estaré ahí, estaré ahí
Estaré ahí, estaré ahí
Adiós sonríe para mí
Es tiempo de partir.

Encajes

Alma son de mis cantares,
tus hechizos...
Besos, besos
a millares.
Y en tus rizos,
besos, besos a millares.
¡Siempre amores! ¡Nunca amor!
 
Los placeres
van de prisa:
una risa
y otra risa,
y mil nombres de mujeres,
y mil hojas de jazmín
desgranadas
y ligeras...
Y son copas no apuradas,
y miradas
pasajeras,
que desfloran nada más.
 
Desnudeces,
hermosuras,
carne tibia y morbideces,
elegancias y locuras...
 
No me quieras, no me esperes...
¡No hay amor en los placeres!
¡No hay placer en el amor!
 

El Sapo y la Comadreja

El sapo y la comadre’
se decidieron casa’
y a la iglesia se marcha’
montados en un mismo fle’
allí los salió a reci’
un peludo de sota’
que tocaba las campa’
llamando a la gente a mi’
 
Preguntoles el pelu’
que desean hijos mi’
alabado sea jesucri’
somos novios señor cu’
somos novios y quere’
casarnos como dios ma’
y por eso hemos llega’
al galope hasta su igle’
 
Yo no tengo inconvenie’
de casarlos siempre y cua’
se me comprometan a
cumplir con los mandamie’
se me tienen que confe’
ir los domingos a mi’
comulgar, traer dos testi’
y dar limosna a la igle’
 
No quiero que haiga testi’
protesto la comadre’
y además no me confe’
o que se ha pensau de mi
Yo no los puedo casa’
si no comulgan o al me’
dan algún peso a la igle’
dijo el peludo enoja’
 
Comulgar si que no pue’
señor cura dijo el sa’
porque me queda atraca’
la ostia pegada en la le’
y como no tenian pla’
el sapo y la comadre’
no pisaron mas la igle’
dios le perdone el peca’.